Inicio > El VIH > Situación en España

Situación en España

El curso de la epidemia de VIH/Sida en el Estado Español está marcado por tres hechos fundamentales:

La rápida propagación del VIH durante la década de los ochenta.

Durante esa década se produjo en España una gran extensión del VIH entre un colectivo numeroso de personas usuarias de drogas por vía parenteral (UDVP), convirtiendo a este mecanismo de transmisión en el responsable de más de dos tercios de los casos. El VIH también se extendió entre hombres homosexuales, aunque con una propagación menos abrupta. El retraso de la puesta en marcha de programas de reducción de los daños asociados al consumo de drogas inyectadas situó a España a la cabeza de Europa en tasas de sida. El elevado número de UDVP infectados por el VIH, la mayoría adultos jóvenes y sexualmente activos, dio lugar a la transmisión secundaria del VIH por vía heterosexual y PERINATAL. A comienzo de los noventa ya se habían producido más de 100.000 infecciones por el VIH, y la mortalidad llegó a ocupar el primer lugar entre las principales causas de años potenciales de vida perdidos en España.

El progresivo descenso de la transmisión del VIH desde comienzos de los noventa.

La gravedad de la situación descrita puso en alerta a la sociedad y se intensificaron los programas de prevención, hasta entonces claramente insuficientes, con la consiguiente reducción de prácticas de riesgo. Las nuevas infecciones por el VIH comenzaron a disminuir en los grupos más susceptibles, como han demostrado los estudios de seroprevalencia de VIH en UDVP, en hombres homosexuales y en mujeres que ejercen la prostitución. El número de jóvenes de las siguientes generaciones que se inició en el consumo de drogas inyectadas fue menor, además de darse una progresiva sustitución de la vía de consumo inyectada por la fumada.

La extensión de las terapias antirretrovirales de alta eficacia desde 1997.

A mitad de los noventa se alcanzó el punto álgido de la epidemia de sida en términos de morbilidad y mortalidad, con más de 7.000 nuevos diagnósticos de sida y más de 5.000 fallecimientos anuales. En 1996 y principios de 1997, se fueron introduciendo las terapias antirretrovirales combinadas que incorporaban fármacos inhibidores de la proteasa, lo que produjo una mejora considerable en la situación inmunológica y en el pronóstico y la calidad de vida de las personas infectadas. Esto se tradujo en una rápida reducción de la incidencia de sida superior al 60% en los cuatro años siguientes, y una caída en la mortalidad de un 67% en tan sólo dos años.

REGISTRO NACIONAL DE SIDA. SITUACIÓN A 30 DE JUNIO DE 2009

El Registro Nacional de Casos de Sida ofrece información sobre la evolución de esta enfermedad en España. Al interpretar los datos que se presentan en este informe, hay que tener en cuenta que la incidencia de sida es un indicador de la frecuencia y evolución de los estadios avanzados de la infección por VIH en la población. Este indicador es clave para evaluar la efectividad de los tratamientos, y las intervenciones que tienen mayor impacto en la evolución del sida tanto en el ámbito individual como comunitario. Sin embargo, no aporta información sobre la frecuencia de nuevas infecciones por VIH en la población ni de su evolución reciente, pudiéndose dar el hecho de que aumenten las nuevas infecciones mientras los casos de sida sigan otra tendencia. Al interpretar los datos ha de tenerse en cuenta también que las cifras correspondientes a los últimos años pueden sufrir pequeñas modificaciones en el futuro, conforme se complete la notificación. Según las notificaciones recibidas hasta el 30 de junio de 2009 en el Registro Nacional de Casos de Sida, se estima, tras corregir por retraso en la notificación, que en 2008 se diagnosticaron en España 1.340 casos de sida. Tras alcanzar su cénit a mediados de la década de los 90, el número de casos notificados de sida ha experimentado un progresivo declive, de forma que los notificados en 2008 suponen un descenso del 80,1% respecto a los notificados en 1996, año previo a la generalización de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad. Con respecto al 2007, en el año 2008 se evidenció un descenso del 16,6% en el número de casos entre los varones y un 8,6%, entre las mujeres. Se mantiene la tendencia descendente iniciada años atrás en el grupo de usuarios o ex-usuarios de drogas por vía parenteral (UDVP) puesto que se observa una disminución en el número de casos diagnosticados del 28%. También bajaron en relación al mismo periodo los casos atribuidos a relaciones sexuales no protegidas entre hombres (5%), permaneciendo estables en el caso de la transmisión heterosexual. Hasta la fecha se ha recibido la notificación de 1.170 casos diagnosticados en 2008, que suponen el 87,3% de los casos que se estima habrá cuando se complete la notificación. El 77% de los diagnósticos de sida recayeron en hombres, y la edad media al diagnóstico se sitúa en los 41 años. La proporción de casos pediátricos (menores de 13 años) se sitúa en el 0,4%. El 34,4% de las personas que han desarrollado sida en 2008 contrajeron la infección por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas, lo que afectó al 37,6% de los hombres y al 23,4% de las mujeres. Las personas que contrajeron la infección por relaciones heterosexuales no protegidas ascienden al 34,9% de los casos y, en números absolutos, continúan siendo más frecuentes en hombres que en mujeres. Sin embargo, proporcionalmente, entre las mujeres esta categoría adquiere especial relevancia, pues representa el 65,4% de los diagnósticos de sida notificados en 2008. La tercera vía de transmisión más frecuente han sido las relaciones homosexuales entre hombres, que supone el 20,3% de todos los casos y el 26,3% de los que afectan a hombres . Por lo tanto, en conjunto, se observa un predominio de la transmisión sexual, suponiendo el 55,2% de los nuevos casos de sida en 2008. Desde el inicio de la epidemia en España se han notificado un total de 77.953 casos de sida. Hasta 1997 la proporción de casos de sida en personas cuyo país de origen no era España estuvo por debajo del 3%. Pero a partir de 1998 esta cifra subió progresivamente hasta alcanzar el 26,5% en 2008. En este último año, el 41,3% de estas personas extranjeras procedía de Latinoamérica, y el 33,9% de países de África. En el periodo 2004-2008 la tuberculosis de cualquier localización siguió siendo la enfermedad indicativa de sida más frecuente, afectando al 28,8% de los casos. Le sigue la neumonía por Pneumocystis jirovecii (22,9%) y la candidiasis esofágica (14,0%). A pesar del marcado descenso de la incidencia de sida en España desde la extensión de los nuevos tratamientos antirretrovirales, el nuestro sigue siendo uno de los países con mayor incidencia de sida en Europa Occidental. Para mantener la tendencia decreciente, además de reforzar las medidas de prevención, es necesario potenciar las intervenciones destinadas a promover la prueba del VIH, el consejo y el diagnóstico precoz de la infección en personas que hayan tenido prácticas de riesgo.
(Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo.2009)
buy deal viagra
non prescription viagra
cheap viagra online
buy viagra new york
buy viagra usa
buy discount viagra
buy online online viagra viagra
best place to buy viagra
cialis 100mg
cheap deal viagra
buy cheap cialis
buy online levitra cialis viagra
buy viagra online
buy viagra on the internet
cheapest cialis
viagra for sale online
buy cheap cialis
buy viagra online
generic cialis next day
cialis canada rx
pfizer viagra free samples
buy cheap viagra
buy viagra prescription
cheap pill viagra
buy viagra internet
best place to buy viagra
buy viagra mesa
cheapest cialis